Socio Sanitario


UNA GRAN ALIANZA POR LOS SERVICIOS SANITARIOS Y SOCIALES

El gobierno de Rajoy, cómplice de las políticas impuestas por los líderes de la Unión Europea, dictadas por el Fondo Monetario Internacional, el Banco
Mundial y la Organización Mundial del Comercio, que actúan en defensa de los intereses de los grandes bancos, sus fondos de inversión y las grandes
multinacionales, se ha embarcado en el progresivo desmantelamiento de los servicios públicos esenciales en todo el Estado. La gigantesca maniobra,
diseñada para acabar con los derechos laborales y sociales y para reducir a la nada la igualdad de oportunidades y la protección social, abarca las pensiones, la educación, la sanidad y los servicios sociales, además de minimizar hasta el ridículo la inversión en servicios públicos y poner en riesgo el mantenimiento de otros derechos de ciudadanía.
El objetivo es eliminar tanto los servicios y prestaciones que hasta hace poco más de un año eran universales, como los directamente dirigidos a sectores de
población en situación de exclusión social, para dejar en la cuneta a las personas y a las familias más frágiles, menos "productivas" y más pobres. Y
mientras día a día comprobamos las consecuencias de los recortes y del abandono de los servicios públicos, vemos como se potencia, apoya y refuerza
la intervención de los lobbies empresariales en la apropiación de redes de servicios públicos, ahora vistos como oportunidades de negocio. Un negocio
que se entrega y se financia con fondos públicos y al que se sumarán las aportaciones de quienes necesiten estos servicios y puedan pagarlos. La
amenaza, ya muy visible, favorece el miedo que lleva al florecimiento de un negocio vinculado al anterior: el de los ahora llamados "seguros complementarios" para la cobertura privada de la enfermedad, las pensiones, la dependencia......
En menos de dos años la ministra Mato, fuertemente defendida por Rajoy y el gobierno que él preside, ha hecho del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales
e Igualdad una trágica caricatura del mandato legal y social para el que existe el Ministerio. Es difícil provocar tanto sufrimiento como el que ella ha llevado a millones de personas, con el apoyo de su entorno político y económicoempresarial.
Sin embargo, como si se tratase de una burla a la ciudadanía, declara que todo lo que hace es para el sostenimiento y la mejora de los sistemas públicos de salud y de servicios sociales y simultáneamente presenta orgullosamente estrategias, planes y catálogos que, en el mejor de los casos, son papel mojado. Pero los hechos son claros:

1. Las personas en situación de dependencia ya no tienen más derecho a las prestaciones y servicios sociales, que el que en cualquier momento decida el gobierno de Rajoy por decreto, con o sin la complicidad de las comunidades autónomas. En Julio de 2012 se redujo un 15% la prestación para cuidados amiliares, se anuló la seguridad social para cuidadoras, se redujeron las horas de ayuda a domicilio, se aumentó el co-pago, se pospuso hasta el año 2015 la atención a las personas con dependencia moderada.... y se "legitimó" que el pago de las prestaciones pueda demorarse hasta 2 años. El nº de personas con derecho reconocido a recibir prestaciones y servicios que están en el "limbo" (en lista de espera) ¡ha disminuido!!! ¿Cómo no, si se mueren esperando?

2. En Sanidad la reducción de más de 7.000 millones de euros ha ido acompañada de la reducción de la actividad de los servicios asistenciales, el cierre de centros y reducciones de personal; la introducción de copagos a pensionistas, enfermos que precisan prótesis, traslados en ambulancia o medicamentos especiales; la supresión del derecho a la asistencia a mas de 800.000 inmigrantes y la dificultades a los jóvenes mayores de 26 años que nunca han cotizado y amas de casa divorciadas . Estas medidas han ido acompañados de privatizaciones en los servicios como las concesiones de obra pública; la financiación y gestión privada de hospitales y centros de salud; privatización de hospitales, servicios de laboratorio y de diagnóstico por imagen; la cesión a las multinacionales y fondos de inversión de las plataformas informáticas, teléfonos de información, centrales compras o la planificación y gestión de los recursos de los Servicios de salud Autonómicos. Entre las consecuencias de estas medidas cabe destacar la limitación de acceso a medicamentos, incremento de las listas de espera, aumento de la mortalidad por enfermedades evitables o la reducción de la esperanza de vida. La última medida, si cabe aún más cruel, es el copago los enfermos que reciben tratamiento en los hospitales por cáncer y otras patologías graves, que además de inhumana es irracional ya que no supondrá ningún ahorro relevante para el sistema.

3. El último ataque, por el momento, es la llamada Ley de Racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, por la que se destruirá la red de servicios sociales municipales, que ya no será competencia municipal. Son servicios sociales básicos y servicios de proximidad, que se prestan a cerca de 8 millones de personas, para los que los ayuntamientos aportaban más de 50% del coste y que pasarán a ser competencia de las comunidades autónomas y las diputaciones, eso sí, sin ningún aumento de la financiación estatal que sustituya la aportación de los ayuntamientos. Son servicios información y rientación, de ayuda a domicilio, apoyo a la familia, prevención e inserción social, viviendas tuteladas, centros de día para personas mayores o personas con discapacidad, atención de emigrantes.... Son también residencias en las que viven más de 30.000 personas mayores. Las consecuencias son evidentes: sin financiación y sin experiencia en la gestión de los servicios sociales de proximidad, las comunidades autónomas tendrán pocas opciones diferentes a las del cierre de servicios y/o la privatización de los que sean apetecibles para las grandes empresas del sector. El presupuesto propio de las CC.LL en materia de Servicios Sociales y Sanidad es de 3.851 millones de € y de 802 millones de € respectivamente, que desaparecerá con la supresión de servicios que considera impropios esta Ley publicada en el BOE el 30 de diciembre de 2013.

En resumen: se avanza a alta velocidad hacia que la mayor parte de la población, especialmente la que más necesita prestaciones sanitarias y sociales y no tenga capacidad para pagar seguros y asistencia privada, no tenga más protección ante la enfermedad, la pobreza o la superación de barreras para la convivencia y la inclusión social, que los residuos que queden de los servicios públicos y la beneficencia. Se avanza también en la destrucción de cientos de miles de empleos en los servicios públicos.
Es imprescindible y urgente articular una alianza social y profesional en defensa de la sanidad y de los servicios sociales, que paralice la política y la
estrategia de desmantelamiento y privatización y devuelva a la ciudadanía sus derechos, desde conciencia y el conocimiento de que los servicios públicos, en
los que trabajamos y/o que utilizamos, tienen bolsas de ineficiencia que es necesario eliminar y cambios que es necesario realizar: lo sabemos y estamos
en disposición de contribuir a ello.
Es imprescindible y urgente construir una gran alianza entre las "mareas blanca y naranja", forjada con la participación de las los movimientos sociales, las
plataformas y las organizaciones ciudadanas, de profesionales, de usuarios, de servicios sin ánimo de lucro, políticas y sindicales.... en la que las legítimas
discrepancias políticas e ideológicas tengan cabida y sean franqueadas en aras de un gran objetivo compartido.

Llamamos la participación de todas ellas, y nos comprometemos a promover un gran encuentro en el que se elabore un Manifiesto en Defensa de la Sanidad y
los Servicios Sociales, y se consensuen una estrategia común y un calendario de acciones significativas y movilizaciones a nivel de Estado y de todas las
Comunidades Autónomas. Hoy no existe otra forma de frenar la crueldad de la troika y de quienes tienen la responsabilidad de gobernar, ni de limitar la
voracidad de las multinacionales.

En Madrid a 7 de Marzo de 2014



SERVICIOS SOCIALES Y SANITARIOS. EL VALOR DE LO PÚBLICO 

En el actual contexto de crisis lo sociosanitario puede estar siendo utilizado para recortar derechos sociales, reducir prestaciones y servicios, especialmente en el ámbito sanitario y abandonar espacios de responsabilidad pública. Frente a estos intentos, apostamos por una coordinación efectiva de servicios sanitarios y sociales, sin merma de los derechos reconocidos en ambos Sistemas y sin degradar sus dispositivos prestacionales. Una estrategia en la que siguen existiendo prestaciones sociales y prestaciones sanitarias, y sin otras prestaciones sociosanitarias que las que resultan de la confluencia de las existentes en uno y otro Sistema.

descargar pdf diptico

descargar pdf documento

 

EL ENREDO SOCIO- SANITARIO

descargar pdf

 

EL FENOMENO SOCIO SANITARIO

descargar pdf

 

Está aquí: Home Documentos Socio Sanitario