La unión sociosanitaria es "un engaño"

Viernes, 7 de marzo de 2014
EL GOBIERNE PRETENDE DEJAR A CARGO DE LAS FAMILIAS LA ATENCIÓN DE PACIENTES CON ENFERMEDADES MENTALES
La unión sociosanitaria es "un engaño"
Aroa Díaz Gutiérrez
Asociaciones de la 'Marea blanca' y la 'Marea naranja' han firmado un acuerdo de cooperación en el que unen sus fuerzas contra la propuesta de marco sociosanitario del Ministerio de Sanidad. Han criticado que se trata de una derogación encubierta de la Ley de la Dependencia, y que conlleva un salvaje número de recortes

Dos de las asociaciones más representativas de 'Marea blanca', la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) y la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales (ADYGSS) han firmado un acuerdo con el que pretenden unir a las mareas "blanca y naranja" para luchar en común "frente al engaño del espacio único sociosanitario".

Esta alianza se ha creado para luchar contra el pacto sociosanitario, cada vez más cercano, que se está preparando el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Este pacto pretende unificar los servicios sociales y sanitarios bajo una coordinación única.

Esbozado por primera vez en 2011, bajo el título el Libro Blanco de la Coordinación Sociosanitaria, son muchos los pasos que se han dado en los últimos años hasta que se ha concretado. A la espera de crear un código de identificación único, definir el tipo de paciente y elaborar una cartera de servicios sociales, el Ejecutivo espera que la medida esté terminada a finales de 2014.

No es más que un engaño

Los representantes de la asociación califican la propuesta de "engaño", y destacan que el hecho de que una sola entidad coordine ambos servicios -el social y el sanitario- no asegura un buen trabajo y "no es un bálsamo". Marciano Sánchez Bayle, portavoz de la FADSP, ha criticado que buscan "sacar de la atención sanitaria a aquellos que necesitan mayores cuidados", es decir, aligerar la responsabilidad de los servicios sanitarios públicos dejando a cargo de las familias la atención de los pacientes en casa, en vez de en centros de salud habilitados para ello.

El resultado es que se "derriba el todavía frágil sistema de servicios sociales"."No reivindicamos igualdad sino derechos de los ciudadanos, sobre todo de los más vulnerables, a quienes el Gobierno de Rajoy se los está quitando", ha recalcado Sánchez Bayle.

Ramírez Navarro, portavoz de la ADYGSS, asegura que hay colectivos como las personas con enfermedades mentales, que se ven sin atender porque tanto servicios sociales y sanitarios no se hacen cargo de ellos debido al alto número de recursos que requieren su tratamiento.

Aumento de la desigualdad

Este acuerdo es un mero paso formal entre FADSP y ADYGSS. Ambas han llevado a cabo un estudio acerca de las Comunidades Autónomas más afectadas por los recortes en sanidad. Las conclusiones del estudio es que Valencia, Canarias y Madrid han sido las más afectadas.

Las comunidades autónomas donde peor funcionan las políticas sociales son las mismas en las que más avanza la desigualdad, los niveles de pobreza y exclusión social, tal y como figuran en el coeficiente Gini y el 80/20, y como denunció la asociación Oxfam Intermon.

[Img #8128]
Representantes de FADSP y ADYGSS firman el acuerdo / ADG
Disminución en dependencia

Uno de los detalles que también han criticado ha sido el recorte, cada vez más drástico, en ayudas a la dependencia. Esto provoca una "derogación encubierta" de la misma. "El Estado no puede renunciar a tratar a las personas más vulnerables", afirman.

Ha destacado que en 2013, 70.000 enfermos con dependencia declarada murieron sin llegar a ser atendidos por causa de unos "recortes brutales, desalmados y económicos" que podrían ser considerados "atentados a los derechos humanos".

De hecho, la FASPD mantiene conversaciones con Amnistía Internacional para plantear una denuncia a nivel internacional por vulneración de derechos, aunque también ha detallado que "es un proceso complejo y costoso". Por ahora es complicado que se lleve a buen término.

Hacia un modelo privado

En declaraciones a los periodistas, ambas asociaciones han criticado que el sistema sanitario público se está dejando comprar por las grandes aseguradoras multinacionales. Es el caso de Caser y Vallehermoso, quienes cuentan con una red de hospitales y centros de salud.

Por todo esto destacan que "es imprescindible y urgente construir una gran alianza entre las mareas" ya que "no existe otra forma de frenar la crueldad de la 'troika' y de quienes tienen la responsabilidad de gobernar, ni de limitar la voracidad de las multinacionales".

Está aquí: Home Noticias La unión sociosanitaria es "un engaño"